¿Cuánto puedo ahorrar utilizando iluminación LED?

Tradicionalmente, la iluminación no se ha tenido demasiado en cuenta a la hora de calcular el ahorro eléctrico doméstico: siempre hemos considerado que, en cualquier casa, hay electrodomésticos con bastante más consumo que una bombilla. Sin embargo, deberíamos pensar que la iluminación es una necesidad de uso diario; además, en algunos casos, tenemos las luces encendidas durante muchas horas.  El ahorro por iluminación led varía según las condiciones de uso y del tipo de tecnología utilizada. Este es un ámbito que avanza tan deprisa que para conseguir el máximo ahorro con bombillas led conviene saber bien cuáles elegimos.

En el mercado, ya podemos encontrar luminarias con tecnología led que superan los 100 lúmenes por cada watio de potencia. Pero incluso las que no alcanzan esta cifra tan alta, resultan más eficientes que las lámparas habituales de bajo consumo y, por supuesto, que las antiguas bombillas incandescentes.

En la actualidad, una bombilla LED tiene un coste 4 veces superior a la incandescente, pero, además del importante ahorro en consumo, su duración es 20 veces más que la convencional. En el llamado “bajo consumo” con un coste similar (un 10% más caro en LED), la duración es sin embargo 6 veces mayor. En halógeno con algo más del doble de coste, el LED multiplica por 10 la vida de la lámpara. Por lo tanto, la tecnología LED tiene una mayor eficacia. Alarga la vida de la lámpara y reduce el consumo eléctrico sin renunciar a la calidad de la luz.

El ahorro vía consumo que genera una bombilla LED con respecto a otras depende fundamentalmente de los vatios que consume y también de su mantenimiento (básicamente de los reemplazos),  puede oscilar entre el 50% y el 70%, si las comparamos con las bombillas CFL Compactas (bajo consumo convencional), y entre el 85% y el 95% si las comparamos con las bombillas incandescentes. Un apunte más: las lámparas led se fabrican ya en todos los modelos de casquillos tradicionales, por lo que es muy fácil sustituir las bombillas antiguas.

 

 

 

Debemos ser conscientes que hace no mucho la inversión inicial era bastante alta pero en la actualidad se ha reducido notablemente y es bastante asumible. Esto es especialmente interesante en lugares de elevado consumo, tales como comunidades de vecinos, aparcamientos, oficinas, hoteles, naves industriales… A grandes números en un periodo de 6 a 9 meses aproximadamente el coste de la inversión se recupera.

 

Ir arriba
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?